MAKERU GA KACHI: 負けるが勝ち。

Una de las grandes diferencias entre las artes marciales que se orientaron decididamente hacia la competición deportiva y aquellas que conservaron su camino tradicional fuera del deporte de competición, es justamente la elección del contrincante.

En el deporte es necesario vencer al otro, un oponente externo, en cambio en el derrotero de las artes marciales tradicionales no competitivas, el único oponente posible y aunque no nos guste enfrentarlo, es el guerrero que llevamos dentro. Alguien siempre más poderoso de lo que pensamos.

 

La frase “makeru ga kachi” 「負けるが勝ち」significa entre otras cosas:

 

“Negarse a luchar es también una forma de victoria”;

“Una retirada a tiempo es una victoria”;

“A veces perder es ganar”.

 

Estos conceptos no se pueden aplicar en el campo de la competencia deportiva, en cambio se pueden aplicar permanentemente en la vida diaria de un artista marcial.

El deportista de las artes marciales busca subirse al podio, pero el artista marcial tradicional busca siempre subirse a su propio ego, para sujetarlo y dominarlo. El ego nunca va a desaparecer pues forma parte de cada uno, pero sin dudas podemos intentar someterlo a nuestra propia y única voluntad con el fin de acrecentar nuestra humildad.

Eso marca la diferencia irreductible de objetivos entre el deporte y las artes marciales tradicionales no competitivas.

 

Daniel Spinato

MAKERU-GA-KACHI

Artículos Relacionados