En este mundo de realidades tan dispares, es bueno levantar la vista y mirar a nuestro alrededor con detenimiento.

 

LOS OTROS

A los graves habitantes de un mundo real

cargado de irrealidades, y

a los tantos interrogantes audaces

que se apropian de mi mente sin ser llamados.

A mis tantos yo, cotidianos,

a mis pocos nosotros, necesarios,

a mis siempre presente, los otros;

esos otros que no somos nosotros

y que son ellos,

que no me importan

porque sólo son los otros,

esos más allá de mí,

más allá de lo mío y de lo tuyo,

lejos de mis necesidades,

de mis satisfacciones,

y quizás mucho más cerca de sus privaciones.

Son los otros,

esos que no me incumben,

aquellos destinatarios de mi indiferencia,

porque no me hicieron nada

porque no me dieron nada

porque no les saco nada

porque es lo mismo si están o no.

Ellos, hermanos míos y tuyos,

son los otros,

esos que mi egoísmo no deja ver

esos sin los cuales yo no existo

porque para ellos

yo soy parte de los otros

y si ellos no existen yo tampoco.

Por eso es un mundo real

cargado de irrealidades;

si yo los ignoro

si ellos me ignoran

el Yo no sirve, no alcanza

porque los otros también son parte de mí.

 

Del libro de poemas inédito “DESPUES DE LA MUERTE” de Daniel Spinato

Los otros